jueves, 14 de abril de 2016

Los Concejales de Río Grande recibieron a funcionarios de la Secretaría de Ambiente de la Provincia

En el marco de la comisión de Turismo, Ecología y Medio Ambiente que preside la concejal Laura Colazo, los ediles recibieron a funcionarios de la secretaría de Ambiente para continuar trabajando sobre el proyecto de ordenanza presentado por la concejal Colazo respecto de establecer la categoría de Reserva Natural Urbana al Cabo Domingo.
El encuentro que fue presidido por la titular de la Comisión se desarrolló en la sala de Comisiones, contando además con la presencia de los concejales Verónica González, Raúl von der Thusen y Miriam 'laly' Mora, mientras que en representación de la provincia estuvo la Directora General de Áreas Protegidas y Biodiversidad María Luisa Carranza y el Director General de Políticas y Gestión Ambiental Juan Cejas.
Tras la reunión, la concejal Laura Colazo señaló que "convocamos a funcionarios de la secretaría de Ambiente a través de la dirección de Áreas Protegidas  y de la dirección General de Ambiente para que nos den su opinión respecto del proyecto que establece declarar al Cabo Domingo como una Reserva Natural Urbana, y la opinión de ellos es muy importante, dado que son la autoridad de aplicación de la reserva Costa Atlántica, que es lindera al Cabo Domingo, entonces poder contar con su acompañamiento y con su visto bueno es un apoyo importante para este proyecto que le vamos a dar un arduo tratamiento durante este año y esperamos que se apruebe".
La edil recalcó que "declarar a este espacio como una reserva natural implica realizar un ordenamiento del lugar, destinando zonas de estacionamientos, con senderos de recorrida, que es algo con lo que hoy no se cuenta, habrá vehículos que ya no podrán ingresar hasta la costa, sino hasta cierto sector, se va a prever una adecuada gestión de residuos, para que no haya tanta basura desparramada como hoy se puede observar, como así también se va a incorporar cartelería e información para que todos los riograndenses que vamos a disfrutar del lugar, podamos tener un lugar que este protegido, no solamente con el fin de conservar la biodiversidad, sino también con el fin de conservar un sitio que es de importancia arqueológica, además de ser un sitio histórico, entonces la idea es hacer un ordenamiento general del lugar para proteger el ambiente, pero también para que las familias y vecinos de Río Grande puedan realizar sus actividades recreativas sin impactar al ambiente del lugar". 
Asimismo la concejal Colazo remarcó que "ya hemos estado reunidos con la gente del INFUETUR, creemos mucho en el desarrollo turístico del producto de zona norte, a través de la observación de aves, donde miles de turistas extranjeros llegan a nuestro país con este propósito, teniendo en cuenta que Río Grande tiene mucho potencial en cuanto a la observación de aves", dijo, al tiempo que explicó que "hay programas de Nación para poder equipar de infraestructura a todas estás reservas, como ya se ha hecho también con ONG internacionales en el caso de Punta Popper, con lo cual el compromiso que adquirió la ciudad de Río Grande es la de crear más zonas protegidas municipales, para poder seguir recibiendo financiamiento externo, entonces este proyecto tiene de positivo que se pueden conseguir recursos económicos afuera del Municipio, y no le generaría erogación de gasto al Ejecutivo Municipal".
Por último manifestó que para los próximos encuentros convocaremos a la "Misión Salesiana, teniendo en cuenta que ellos son los dueños de la tierra del Cabo Domingo, lo cual para nosotros es muy importante saber cual es su opinión, además de poder contar con su acompañamiento, y que puedan saber que a través de este proyecto el Cabo Domingo estará más ordenado, el ecosistema estará más protegido, y la verdad que las restricciones que se le dará al dominio son es pos de proteger la zona, y no van en contra de nadie".
Por su parte la Directora General de Áreas Protegidas y Biodiversidad de la provincia María Luisa Carranza señaló que "para nosotros es de interés generar nuevas áreas de conservación, dado que de esta manera se puede acercar a la gente a la conservación de la biodiversidad cultural, como natural", dijo.
En tal sentido mantuvo que "todas las reservas urbanas son áreas de conservación, este año se dio la particularidad de los pingüinos, lo cual es algo sorpresivo, dado que siempre aparecían en la costa, pero no en tanta cantidad como se dio este año".
Puntualizó que lo que permiten las reservas urbanas son "sumar aves de conservación, y superficies de conservación, para integrar una sinergia en este caso con la Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego, teniendo en cuenta que esta ocupa la franja costera, de esta forma se integrarían dos ámbitos, dando continuidad a ese sector de conservación".
Del mismo modo detalló que las reservas urbanas permiten "acercar a la comunidad de una manera más ordenada a lo que es educación, extensión en valores, como así también se apunta a planificar el lugar a través de un ordenamiento de sectores y una planificación de actividades y de usos".
Por último Juan Cejas, Director General de Políticas y Gestión Ambiental marcó el "interés que tiene la provincia en la jerarquización de este tipo de zonas, en lo que tiene que ver con la importancia ambiental y ecológica del lugar, teniendo en cuenta que jerarquizar un área implica poder darle a la comunidad el marco de ordenamiento institucional como para que la comunidad pueda disfrutar de algo tan lindo como lo es la ecología,  la fauna marina, el medio ambiente, es algo que para nosotros es de mucha importancia".


No hay comentarios:

Publicar un comentario